PRENSA / NOTICIAS

¡¡¡CONVOCADOS LOS XI PREMIOS LITERARIOS EDICIONES OBLICUAS!!!

ASESORÍA LITERARIA

ENTREGA DE LOS VI PREMIOS EDICIONES OBLICUAS

EDICIONES OBLICUAS EN LA REVISTALEER

GALARDONADOS DE LOS VI PREMIOS LITERARIOS EDICIONES OBLICUAS

EDICIONES OBLICUAS SE INSTALA EN MIAMI

OFERTA 3 X 1 ESTAS NAVIDADES

¡¡¡CONVOCADOS LOS VI PREMIOS LITERARIOS EDICIONES OBLICUAS (2012)!!!!

NUEVA FECHA LÍMITE PARA LOS VI PREMIOS LITERARIOS EDICIONES OBLICUAS

ENTREGA DE LOS IV PREMIOS EDICIONES OBLICUAS

GALARDONADOS DE LOS IV PREMIOS EDICIONES OBLICUAS

Entrevista a Carlos de la Cruz, autor de Ópera de la Malaestrella

Entrevista a Roberto D. Hompanera, autor de La partida

Entrevista a Fernando F. Rego

Entrevista a Alberto Trinidad

Entrevista a Elisa Salas

Entrevista a Elisa Salas


Elisa se presenta a la entrevista con un vestido beige de calle y una mascada roja amarrada al cuello. Tampoco el gusto de sus zapatos es exactamente común para su edad, y si no supiéramos que tiene 19 años, no sería difícil darle algunos más. Sin embargo, sonríe con la frescura de una niña y comenta que le están saliendo las muelas del juicio. Bromea respecto a la jarra de té chai que pidió y se acomoda en la silla preparándose para la entrevista.

Elisa, ¿cuándo terminaste de escribir La Nueva Aldea?

El año pasado, cuando tenía 18.


¿Y qué te inspiró a escribirla?

El mensaje que implica.


¿Siendo el mensaje?

(Se ríe pícaramente.) Que es más importante el sobre que el mensaje. El tema del libro es el desencuentro. Y cómo la obsesión conduce al desencuentro cuando se aleja de la realidad con la idealización. Por eso en el libro ningún personaje parece tener una relación real vigente.


El sobre más importante que el mensaje. ¿En cuyo caso, el mensaje sería la novela, y el sobre...?

“El sobre” es la esencia de La Nueva Aldea: lo sensorial. La Nueva Aldea es sumamente emocional. Finalmente toda expresión alude a una sustancia previa, ¿no?


Y más concretamente, ¿qué es el sobre? ¿Qué es La Nueva Aldea?

Una propuesta de un estilo de vida. El libro habla por el hecho de existir; predica con el ejemplo. En el libro, La Nueva Aldea es aludida de una manera muy críptica. Y por eso requiere lectores activos, no pasivos. Es decir, si el lector se enfoca en la trama, lee el libro de principio a fin como cualquier otro libro, y llega a una conclusión, cayó en la trampa, y se filtró. Por el contrario, si el lector se enfoca en la ironía y aprecia la emocionalidad, entonces conocerá la Nueva Aldea. Es un reto.


Veo que te gustan los retos. Pero, ¿Trampas, críptico, ironía? ¿Porqué complicar la lectura?

Qué buena pregunta. Espero no dar lugar a dudas con mi respuesta : esta lectura no puede ser de otra manera. No busca -no ser oblicua-. Porque no pretende ser racional ni convencional, con el fin de expresar su esencia. En el libro sostengo que el ser humano es meramente emocional. Y por eso nace su necesidad de crearse una Nueva Aldea y rendirse homenajes en ella.


Homenajes... vale.


Elisa, ahora háblanos un poco de ti, ¿es una novela autobiográfica?

¿Cuál no lo es? La creación nace de un Universo propio a partir de las vivencias. No hay conocimiento sin memoria, y no hay memoria sin el eterno retorno de cosas iguales. Si recordamos es porque relacionamos. ¿no? Nada surge de la nada. Aunque evidentemente no todo es autobiográfico, digo, también hay que ponerle limón y sal al relato.


¿Qué tanto hay de ficción en La Nueva Aldea?

Al principio del libro sostengo que no hay diferencia entre los recuerdos y la ficción. (enrolla su índice en su cabello castaño)


Siendo más específicos; en el libro hay dos protagonistas. ¿Podrías analizarlas con tus palabras?

Claro, es muy simple: por un lado está Sarah, la cubana. Quien para huir de sus problemas bautiza La Nueva Aldea y le habla de ella constantemente a Natalia. Sin embargo, nadie se cree su propio eslogan. Ya que mientras pretende ser libre y evitar sufrimiento es presa del dolor de la muerte de su padre. En efecto, es el hecho de no aceptar su ausencia lo que la vuelve incapaz de tomar en serio a cualquier otro hombre.Y esto ocasiona que se obsesione con una mujer: Natalia.


¿Y Natalia?

Natalia, como Sarah, rechaza otra condición inherente al ser humano, que en su caso en vez de ser la muerte es la enfermedad. Su hermano gemelo está enfermo de nacimiento y ella es presa de culpas y negación al respecto. Siente que como ella goza de salud física, tiene la responsabilidad de explotar su libertad, pero a la vez es esclava de esta responsabilidad. Por otro lado, suele enamorarse de hombres mucho mayores que ella que, por lo general, son el equivocado. Como Sarah, busca un Nirvana de paz y quietud a través de La Nueva Aldea. Donde se identifican las dos en un estado mental de observación de la impermanencia de las cosas.


Muy bien Elisa, en esta segunda parte de la entrevista yo te voy a plantear temas respecto a la novela y tú vas a hablar de ellos lo más brevemente posible. ¿Te parece?

Me parece muy bien.


La filosofía de vida de La Nueva Aldea

Se menciona en dos pasajes: cuando Sarah le exclama a Natalia: “Solamente yo existo Natalia, pellízcame” y cuando le insiste en otro : “Solamente yo existo Natalia, muérdeme!” Proponiendo una existencia relativa al aquí. El aquí como un ahora, un instante. En la Nueva Aldea la vida es este momento. Aunque cuando piensas en este instante, este instante ya es pasado, ¿no?


La relación espacio-tiempo en la Nueva Aldea.

Esta historia se cuenta en espiral. Responde a la ley de la causalidad; basándose en una concatenación de sucesos donde ninguno prescinde del previo. Plantea un espacio sensorial donde las imágenes ,dependiendo del pasaje del libro, describen objetos relacionadas con el mismo color. De esta manera se calcan las sensaciones. El tiempo se pierde por el eterno retorno de las cosas iguales.


Daltonismo en la Nueva Aldea

Sarah y Natalia dicen padecer de un supuesto daltonismo en el libro con el fin de representar su déficit de distniguir entre el mundo real del ideal. Al mundo real lo denominan La Aldea y al ideal, La Nueva Aldea. En el mundo real se sienten impotentes pues no consiguen asimliar la enfermedad o muerte del prójimo. En cambio, en su mundo ideal suelen encontrar equilibrio y paz al desapegarse emocionalmente de sus recuerdos y tormentos. Dejando ir así buenos momentos para dar lugar a nuevos momentos. Esto lo comprende Natalia y por eso es capaz de volver a la Aldea y aplicar sus conocimientos idealistas en ella. Por otro lado, hasta donde se deja el libro, no se sabe si Sarah lo logra, y se sugiere que se haya perdido en el intento. No hay diferencia entre soltar un pincel en una pintura y soltar la pluma en un escrito; en ambas ocasiones queda la duda de si la obra está terminada.

Acerca de este pasaje, es importante no perder de vista que el fin de La Nueva Aldea es llevar a la práctica su teoría ideal.


Libertad en La Nueva Aldea

El apego muerde la libertad. Por eso para ser libres primero hay que desapegarse del concepto mismo de libertad. Las protagonistas no lo consiguen porque son esclavas del concepto que la sociedad les impuso sobre ella. Piensan que ser libres es estar solas, y cuando se sienten abandonadas prefieren ver atrás que adelante. Como el pasado no les promete nada, exponen directamente su salud mental a la desilusión y el sufrimiento. Insisto, no confundir el mensaje con el sobre.


Silogismos catastróficos de Natalia. Ejemplo: “Cada vez que un político corrupto se abastece de ingresos injustificados, un grano de cebada desaparece en Algeria. Cada vez que cae una colilla de cigarro por la carretera, explota el coche de atrás, y cada vez que alguien toca un claxon, se muere una neurona y nace un sordo”.

Estas premisas son dignas de mentes pluridirigidas, no unidirigidas. Es decir, debido a la concatenación se sucesos previos podemos preguntarnos… Estoy aquí, pero ¿Podría estar en otro lugar? Según Natalia y Sarah, que no creen en los errores, no.


¿Entonces no hay libertad?

La memoria influye, pero no determina.


Cerrar los ojos en la Nueva Aldea

Adán no cerró los ojos con Natalia, sino con Sarah. Natalia está con Sarah porque está fascinada por el hecho de que Adán haya cerrado los ojos con ella. Por eso cierra los ojos con Sarah.


¿Qué es cerrar los ojos?

Esa es la propuesta de La Nueva Aldea: las cosas son lo que quieres que sean.


Para terminar, ¿por qué es más importante el sobre que el mensaje?

Porque es como en el arte: evoluciona en técnica y tecnología y de pronto se nos proponen, por ejemplo, esculturas vanguardistas donde poco importa la estética, importa el espectador. Qué sensaciones le inspiran al presenciar qué obra de arte y porqué. Se juega con el espacio y la luz y poco importa ya la causa, cuando lo que causa es la verdadera obra de arte. El espectador es la verdadera obra de arte. (suelta la taza de té y baja el tacón que estaba en el aire a tierra firme.)